Las 5 mejores anécdotas de viaje de mi padre ;D

¡Nos os las perdáis! Leer aquí

Anuncios
Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LAS FOTOS MÁS ESPECTACULARES DE MI VIAJE A SUIZA (II)

A través de https://viajandoseaprende.blog/2018/06/24/las-fotos-mas-espectaculares-de-mi-viaje-a-suiza-i/

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , | 2 comentarios

LAS FOTOS MÁS ESPECTACULARES DE MI VIAJE A SUIZA

A TRAVÉS DE https://viajandoseaprende.blog/2018/07/01/las-fotos-mas-espectaculares-de-mi-viaje-a-suiza-ii/

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Piropos a la suiza: ¡Qué desastre!

Una historia para no dormir… aquí

JAJAJAJA

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Qué hacer en un viaje corto a Copenhague (Dinamarca)

Hola a todos,

Hace días que quería escribiros, pero entre viajes, eventos, quedadas varias, etc. un día por otro no sacaba un hueco. Pero hoy sí, hoy ha llegado el día. ¡Aleluya! Jajajaja.

Ahora en serio, hace tiempo que quería contaros mi viaje por Dinamarca y Suecia (hotel en Copenhague), porque hay mucho que contar. Hicimos/vimos/probamos un montón de cosas, y como suele ser habitual en nosotras (mi amiga viajera y yo) apenas dormimos. Necesité 6 días a la vuelta ¡6 días! para recuperarme de un viaje de 4 días. No os digo más… Jajajaja. Y eso que tengo 25 años recién cumplidos, vamos que todavía tengo energía de sobra.

En posteriores posts ahondaré en nuestras experiencias de viaje, que son muchas, y os contaré las anécdotas, que son muchísimas y muy graciosas, XD; pero hoy quería contaros lo qué hicimos/visitamos un poco así a grandes rasgos, porque creo que nos organizamos bastante bien y nos quedó un viaje muy chulo.

Por supuesto, y como siempre, nos quedaron cosas por ver (al final 4 días son 4 días, por mucho que los estires), por ejemplo, los castillos que se encuentran a 45 mins-1 hora de Copenhague, pero bueno creo que podría decirse que hicimos un viaje bastante completo. Además, como siempre decimos mi padre y yo, hay que dejar algo para ver en cada sitio, que así tienes una excusa para volver… XD. Y a Copenhague claro que volveré… Que se preparen los daneses (que qué guapos son, madre mía), que pienso estar finde sí, finde también yendo para allá… ¡Me ha encantado!

Bueno, no me enrollo más. Aquí un resumen de lo que hicimos en los 4 días:

Día 1 (Jueves). Llegada, check-in en el hotel (que estaba estupendamente situado y muy bien el hotel en sí también) y paseo por el barrio de Vesterbro, que es el barrio de moda ahora en Copenhague. Visitamos la calle de los sex-shops y entramos en un sex-shop enorme… ¡Experiencia para recordar! ;P Lo que nos pudimos reír… Esto lo narraré más en profundidad, por supuesto. Después, cenamos guarradas varias que compramos en un super de allí y ya probamos algunos dulces y bebidas típicas. Tras eso, nos marchamos al hotel y a descansar. Íbamos a haber tomado algo por los bares que pueblan Vesterbro y que deben ser bastante guays (estaban hasta los topes de gente) pero me encontraba mal y había que coger fuerzas para los días siguientes…

Día 2 (Viernes). Visita guiada con Sandemans viendo lo más destacado de la ciudad, el centro y demás. Nos toca un guía muy simpático que nos da todo tipo de explicaciones y recomendaciones (Luis Vilachá, el gallego, para más señas). ¡Recomendable 100%! Comemos y por la tarde, hacemos el tour alternativo de Sandemans también, que llega hasta el famoso barrio de Christiania. Nos toca Luis de guía otra vez, ya casi es de la familia XD. Casi 7 horas andando que se hacen cortas… La ciudad merece eso y más (es preciosa, no sabéis lo mucho que me sorprendió para bien), y Luis la hace todavía más interesante 🙂 La visita acaba en el famoso barrio hippy y nosotras nos quedamos un rato más por allí, admirando, digamos, su “extravagancia” (esto os lo ampliaré XD, que tiene su cosa).

Imagen relacionada

Cenamos en Christiania, en un restaurante vegetariano que me habían recomendado, el Morgenstedet. Volvemos al hotel, nos ponemos guapas y salimos a la única disco latina de todo Copenhague, Mambo, que está por el centro. Es una noche divertida en la que bailoteamos de lo lindo hasta la mañana siguiente, pero nos quedamos con ganas de más ambiente danés (sí, vale, es una disco latina y no iba a haber todo rubios, pero en Suiza- en Ginebra concretamente- sí que había mas gente local en la disco latina a la que fuimos, por ejemplo. Y lo mismo en Francia y en otros países europeos).

Y hasta aquí, los dos primeros días de nuestro viaje por Dinamarca y Suecia. El próximo post os cuento los dos últimos días, en los que ya pudimos visitar Suecia (el tercer día, concretamente). La verdad es que, pese a estar muy cerca, apreciamos muchas diferencias entre la gente danesa y sueca… Pero eso ya os lo contaré en el próximo post….

¡Hasta la próxima! 😉

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

International love: Las 10 formas más raras en las que me han intentado ligar por el mundo

a través de International love: Las 10 formas más raras en las que me han intentado ligar por el mundo

Cita | Publicado el por | Deja un comentario

Postres daneses que no hay que perderse :)

Hola a todos:

Hoy, como lo prometido es deuda ;P, os traigo el post sobre los postres daneses que no hay que perderse… ¡Y las bebidas!

Allá voy:

  • Wienerbrød: Llamado asimismo “pan de Viena” o “pan vienés” por el lugar en el que fue perfeccionado, es un postre muy típico en Dinamarca que tiene el aspecto de un hojaldre enrollado relleno de manzana o almendras y canela. Suele tomarse a modo de postre en las celebraciones danesas.
  • Kransekake: También conocida como “tarta de anillo”, es un postre muy original, en el sentido de que está formado por una serie de anillos que se van colocando unos sobre otros para formar una pirámide. Se elabora siguiendo una receta similar a la del mazapán, con almendra, azúcar y huevos. Se come despegando uno a uno los anillos. Es costumbre comerlo en Nochevieja o en las bodas.
  • Æbleskiver: Una receta cuyos orígenes se remontan a la época de los vikingos. De hecho, los elaboraban usando su famoso casco para conseguir la forma redonda y utilizando los escudos como sartén. Los Æbleskiver son como panqueques pequeños de forma esférica que se sirven normalmente con mermelada de frutos rojos. Las recetas pueden incluir un relleno dulce o salado y se comen en cualquier ocasión.

Respecto a las bebidas, los daneses tampoco se quedan atrás. La gran tradición en elaboración de cervezas de Dinamarca queda patente hoy en día con las marcas Carlsberg y Tuborg, las dos empresas de cerveza más populares y con reconocimiento internacional. Por otro lado, la bebida nacional es el akvavit, que significa “agua de la vida” y se produce en la ciudad de Aalborg. Esta bebida, que es servida muy fría acompañando las comidas y se suele combinar con cerveza, es una bebida destilada con una graduación alcohólica del 40%. Se destila de patatas o grano y se aromatiza con hierbas.

Su origen se encuentra en el año 1512 cuando un Arzobispo de Noruega recibió de parte de un danés una botella de akvavit, que describió como “una ayuda para toda la clase de enfermedades que un hombre pueda tener internamente y externamente”. Algo de verdad tenía cuando el akvavit hoy en día es una bebida muy valorada tras una comida copiosa, ya que facilita la digestión de los platos grasos.

¡Hasta la próxima!

PD. En la próxima entrada, como ya hemos vuelto (más que encantadas) del viaje a Copenhague, os cuento un poquito qué es lo qué hicimos, vimos, comimos y bebimos… Y cuento algo también sobre los daneses, jejeje ;P

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 14 comentarios