Un restaurante la mar de raro en Toulouse (Francia)

Hola a todos,

Dejé la entrada anterior en que el hombre con el que tenía que tener la comida de negocios en Toulouse, me dijo que había reservado en un restaurante “innovador”. Y que yo me andaba temiendo que fuera comida demasiado exótica para mí.

Pues bien, según entré en el restaurante, me di cuenta de que no sería comida exótica, más bien todo lo contrario; ya que en las mesas había manteles de cuadros y la decoración era de lo más tradicional.

De hecho, eran platos típicos de la zona, me explicó el hombre, por lo que, aunque algunos alimentos no me gustaron mucho (había una especie de arroz negro duro, que no era arroz en realidad y que sabía muy raro); se podía comer, para que nos entendamos, al tratarse de comida típica de esta zona de Francia.

Lo raro aquí venía porque en el restaurante éste… ¡se compartía mesa! Pero compartir, compartir… rollo chocando los codos con el de al lado, en una mesa de madera como para diez personas.

Y como además había que coger los cubiertos y servirse uno mismo de las cazuelas que estaban repartidas por todo el local rústico, la sensación era como si de repente me hubiera echado una abuela de Toulouse y hubiera venido a la cena de Navidad con un montón de parientes desconocidos.

Yo ya había oído hablar de este tipo de locales y si hubiera sido una cita de ocio en vez de una cita de negocios, hasta me habría hecho gracia el probar en uno de éstos. Pero para una comida de negocios me pareció surrealista.

Estábamos tan pegados a nuestros acompañantes de mesa, que de no ser porque estábamos hablando en castellano, seguro que habrían intervenido en la conversación. Y además, era super violento el momento “pásame el agua” o “dame un cacho de pan” a un señor desconocido.

Un show, vamos. Yo estaba deseando salir de allí, porque además, salvo el postre y la lasaña, no es que la comida me entusiasmara. Original fue, eso no se le puede negar. Pero too much para una reunión de negocios. Y encima no es que fuera barato, precisamente, aunque como pagó el hombre, tampoco me puedo quejar de ese aspecto.

Por si, pese a todo, os han quedado ganas de echarle un ojo al restaurante, era éste.

Tras la comida, que he de confesar que en el plano profesional tampoco fue excesivamente provechosa, volví al hotel donde celebrábamos nuestro acto y tuve otra reunión, esta vez sí más útil y sobre todo, “más normal”.

Poco después, nos marchamos ya el asociado y yo de la ciudad, ya que os recuerdo que teníamos casi 5 horas de vuelta en coche. Me dio pena no poder ver más cositas del centro, pero la verdad que las pocas horas que estuve en Toulouse fueron de lo más aprovechadas, eso no se puede negar… Jajajaja.

Al día siguiente estaba totalmente muerta, pero la verdad que se agradece de vez en cuando días intensos de este tipo que se salen de la rutina de ofi y reuniones/comidas/actos/cocktails en mi ciudad de origen.

Además, aunque no me hiciera mucha gracia, hay que reconocer que el restaurante extraño fue una experiencia cuanto menos curiosa.

¿Y vosotros que pensáis? ¿Os habría molado el restaurante o habríais reaccionado como yo? Contadme 🙂

¡Hasta la próxima!

PD. En el próximo post os hablaré de la segunda parte de mi puente de diciembre, de mi viaje de cena de Navidad a Madrid (que tuvo tela también XD) o de alguna cosa que me llamara la atención en Sicilia o Sur de Italia este verano… ¡Sorpresa! 😉

PD2. ¡Feliz Navidad y todas esas cosas! Espero que paséis unas fiestas maravillosas.

Resultado de imagen de feliz navidad viajeros

Anuncios

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Un restaurante la mar de raro en Toulouse (Francia)

  1. brielacloud dijo:

    Felices fiestas!!😊🎉🎉🎉

  2. Alize dijo:

    En algunas partes de Europa se lleva mucho eso de mesas compartidas con otras personas a las que no conoces… A mí la verdad es que me haría sentir un poco incómoda, prefiero compartir mesa con quien yo quiera xD
    Y comer en un sitio así en plan negocios sí que es un poco raro, porque se supone que se busca una privacidad sobre el tema del que se va a hablar y tal…
    ¡Feliz Navidad guapa! 😉

    • AGRO dijo:

      Yo, bueno, si es en plan que la mesa es para cuatro y voy sola y me ponen en una mesa donde estaban tres personas, pues todavía. Pero así todos en comunidad en una mesa, como si fuera aquéllo Nochebuena… Como que no.
      Y menos, como tú dices, para una comida de negocios. Pero en fin, la vida es una caja de sorpresas… Jjajajaja.
      ¡Feliz Navidad para ti también! Disfruta mucho ;P

  3. Muy bien tu relato, nos has mantenido en suspense, yo ya creía que tenia que montar plan para ir a conocer ese sitio jaja que gracia, has sacado el lado bueno de algo no tan bueno.Desde luego a nosotros no nos gusta lo de compartir mesa con extraños, lo hemos visto en restaurantes sobre todo en Alemania pero como somos cuatro es más difícil acoplar, así que siempre tuvimos nuestra propia mesa, sin embargo hay gente muy dicharachera que prefiere conocer gente así, especialmente en los Cruceros, ahí si tuvimos la oportunidad de comprobar que mejor “cada oveja con su pareja”, en nuestro primer crucero hace unos 7 años, nos colocaron con otra familia con dos chicos de las mismas edades ( supongo que lo harían por eso) resultaron catalanes que ni siquiera nos respondían al saludo de “buen provecho” y “buenas noches”,hablando continuamente en catalán como si no estuviésemos y a nosotros realmente nos cortaba la situación.Pedimos otra mesa para los siguientes días y sin problema, pero es cierto que mucha gente en estos cruceros compartiendo con desconocidos acaban consiguiendo amistades no solo para divertirse más y compartir el viaje si no para otros futuros. Ahora no se me olvida nunca insistir en la reserva:mesa únicamente para cuatro.
    Un saludo a todos

    • AGRO dijo:

      Jajajaja, yo normalmente no tengo problema con este tipo de cosas, me encanta conocer gente nueva de todas las partes del mundo. Así he hecho hasta amigos! Pero en ciertas situaciones (entorno profesional) o con determinadas personas (los catalanes que me comentabas antes, por ejemplo) la verdad que no es nada agradable el tener que compartir mesa por obligación. Lo del crucero aún no he probado, pero parece divertido. Aunque si sois cuatro… Mejor solos, que mal acompañados ;P ¡Un abrazo! Gracias por comentar.

  4. ¡Feliz 2018 con muchos viajes fantásticos! para todos y
    ¡a ver si los Reyes Magos nos dejan algún un buen plan para empezar!

  5. Hola. Gratamente he encontrado tu blog y me parece super chulo. Què experiencia!!! Enhorabuena por compartir seguro que a màs de uno como a mi, le encatarà leer tus relatos. La experiencia del restaurante me ha sacarado màs de una sonrisa. Nosotros estamos en la aventura de compartir nuestros viajes entre amigos, desde luego agradezco tu visita y encantadisìma de conocerte. Una abrazo y feliz año nuevo.

    • AGRO dijo:

      Jejeje, muchas gracias!!!! Me encanta recibir este tipo de comentarios, pues yo comparto mis experiencias de mil amores 😉 Nos leemos entonces, encantada de conocerte también!! Gracias por comentar, y feliz año!!

  6. Ops persona… quise decir ‘sacado’…es que esos teclados …madre miaaaa… y perdonad los acentos 😐

  7. Pero tu tienes algún viaje normal??? Jajaja eres un caso!!😂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s