Piropos a la suiza: ¡Qué desastre! (Parte II)

¡Hola a todos!

Dejé la entrada anterior en que mi amiga y yo habíamos entrado en el club de reggaeton “Montecristo” de Ginebra (Suiza) y que allí había mucho latino, mucho español y mucho suizo, sorprendentemente. Mezcla interesante 😉

No hay texto alternativo automático disponible.

Pues nos pusimos mi amiga y yo ahí a darlo todo, como siempre, perreo para arriba y perreo para abajo XD, y ya se nos empezó a acercar alguno… Primero a mí, luego a ella… Siempre hay ligoteo para las dos, jajajaja.

Total, en una de esas se le acercó un suizo un tanto pesado a mi amiga. Nosotras tenemos una estrategia y es que cuando un tío se pone muy pesado con alguna de las dos y nos está molestando, le decimos “no, mira, es que estoy con mi amiga, no la voy a dejar sola y blablabla”. Y eso hicimos en aquella ocasión, mi amiga le comentó que estábamos juntas y que no nos íbamos a separar, a ver si el tipo se rendía… Pero el suizo en cuestión no se dio por vencido y al rato, apareció con un rubiasco amigo suyo para así poder ligar con mi amiga y que yo estuviera “entretenida” también.

Pues bueno, se puso mi amiga a perrear con el suizo para que se callase y yo me presenté al rubiasco. Pensaba que, con suerte, al ser un apaño del otro suizo para ligar con mi amiga, yo sólo tendría que hablar cuatro palabras con el rubiasco y ya me iba a librar… Pero no, ¡ay inocente yo!

Resulta que mi rubiasco venía casi más a fuego que el otro suizo… Me preguntó por mi nombre, nos presentamos (he de confesar que he olvidado su nombre) y empezamos a bailar. Yo bailaba un poco desganada, la verdad, porque ya lo había dado todo y estaba cansada, y porque mira, me había visto obligada yo a estar con el rubio sin quererlo (pero bueno, es lo que toca, otras muchas veces ha sido al revés, es decir, mi amiga teniendo que “cargar” con el amigo de alguno que me liga a mí, como ocurriría al día siguiente y que ya os contaré 😉 ).

El rubiasco físicamente estaba bastante bien, para ser sinceras (mi amiga me dice que me entran siempre los más guapos, jajajaja) pero vamos, que no me interesaba ligar con un suizo ni lo más mínimo. No era así por su parte, pues el tío, que cuando me vio, ya se había venido arriba, cuando le bailé, ya se motivó del todo… Y eso que, como os digo, yo no lo hacía tampoco con mucho interés. A ver, no es que sea yo una diosa del Olimpo, ni mucho menos, pero yo creo que al rubio le iba bastante el rollo hispano-latino. Y una que es morenaza de ojos oscuros, jajajaja.

Lo gracioso es que mi amiga no tiene ni idea de francés y le tocó el suizo que ni papa de castellano. Y yo, que manejo más o menos el francés, me tocó el que sabía algo de castellano… ¡Y en buena hora! XD

Y es que, en un momento, estábamos bailando y me exclama el rubio así en toda la cara: “Oooooooh… sexy!”. Y yo me río, porque bueno, un piropo no hace daño a nadie. Pero sigue: “Mmmmm, sexy!”. Yo pienso, bueno el hombre, es que no se sabe expresar bien en español… Miro a mi amiga y anda bailando con el otro suizo, que la está achuchando un poco, así que decido aguantar con el rubiasco. No le vaya a haber gustado al final su suizo y yo le fastidio el rollo…

Entonces, llega el momento cumbre de la noche cuando el rubiasco, bailándome a tope de restriegue y empotrándome contra la barra, me dice (OJO AL DATO): “Eres mucho sexy, bebé”. Yo me quedo atónita, habré escuchado mal, pienso, cuando repite mientras me sigue restregando/bailando como si no hubiera un mañana: “Sexy, bebé… Chupa, chupa”.

Mira, si os digo la verdad, eso me llega a pasar en España y le calzo una hostia gigantesca, pero al ser un suizo que se creía Daddy Yankee, me hizo hasta gracia. Sólo pensaba, “cuando se lo cuente a mi amiga, nos vamos a echar unas risas brutales”, JAJAJAJAJA. La miro y ella sigue bailando como acaramelada con el otro suizo (o eso, pensaba yo) y digo, pues mira aguanto un poco con éste hasta que ya se ponga muy pesadito.

Yo, que ya llevo unas cuantas discos de reggaeton a las espaldas, sé que si estás bailando con un chico un rato (aunque tú sólo quieras bailar) y le miras directamente a los ojos, hay muchas probabilidades de que te intente meter morro. Así que ahí me teníais que ver, mirando al suelo y perreando “suave” con un suizo “poeta” que, por su parte, me bailaba a fuego mientras me decía de vez en cuando “seeexy!”, “mmmm!”, “bebé” e incluso, “mmmm, ¡chupa!” y “chupa, chupa”. Un show, vamos.

Total, que llega un momento que me suelta: “¿Donde duermes?”. Y le digo que en un hotel del centro, con mi amiga. Subrayando mucho el tema de con mi amiga, como os decía antes, como dando a entender que no voy a abandonar a mi amiga a su suerte en una discoteca de Ginebra (sin ella saber francés, encima) a merced de suizos que se creen J Balvin. OBVIAMENTE.

Pero él insiste: “¿Vienes mi casa?”. Y yo, haciéndome la sueca, como que no entendía… Y él aclara: “Yo voy tu hotel o tú vienes mi casa…”. Apañao el rubiasco. Yo me río de forma nerviosa y él dale que te pego: “¿¡Vienes mi casa, vienes mi casa!?”. Como no consigue sacarme una respuesta, ya pone sobre la mesa (metafóricamente, claro XD) todas sus armas y suelta un cómico: “¡TE QUIERRRRRRO CHICA!”. A mí ya me da la risa total y es cuando digo, vale, ya, suficiente. Time to leave.

Miro a mi amiga y sigue bailoteando con el suizo, pero en sus ojos veo que no le está molando. Luego me confesaría que fue bastante incómodo porque no se podían entender y que lo único que le había dicho en castellano el chaval fue “te quiego mucho”. Otro poeta. Además, en un momento del bailoteo, que su suizo encima no debía ser un bailarín muy allá, le hizo un medio chupetón sin su consentimiento. ¡Lo que faltaba!

Bueno, pues me zafo como puedo del rubiasco y cojo del brazo a mi amiga. Y el rubio me pregunta que dónde voy. Le digo que con mi amiga. Y entonces el tío me pregunta medio en francés medio con gestos, que si estamos liadas. Y aunque me dieron ganas de decirle, “pues sí, mira, somos novias y nos queremos mucho, déjanos en paz”, le respondí entre carcajadas: “No, no, eh, solo amies… Solo amies”. Surrealista todo.

Ahora os preguntaréis si conseguimos escabullirnos de allí finalmente y evitar así a mis amigos los suizos… Pues eso os lo contaré en el próximo post. Que si no, esta entrada me queda muy larga. Y así, os quedáis un poco con la intriga también… 😛

¡Hasta la próxima!

Pd. ¡¡Eres mucho sexy, bebé!! (Lo siento, me he quedado con las ganas de repetirlo, JAJAJAJA)

Anuncios

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Piropos a la suiza: ¡Qué desastre! (Parte II)

  1. Jajajajajaja!! Ay que incomodísimo!!

    • AGRO dijo:

      😂😂😂 jajjajajaja. Si te digo la verdad, al final ya sí… Pero las risas que nos hemos echado a su costa!! Puajajajajaja!! Estoy por hacerme una camiseta que ponga “Mucho sexy bebé”. Y espérate, porque la noche no terminó ahí… Queda un post todavía 🙈🙈🙈 jajajajajja

      • Sería buena idea!!! Jajajajaja 😆 ya seeee tienes el don de dejar interesada a la gente con tus historias, lo estoy esperando

        • AGRO dijo:

          Jajajajaja, gracias!! Supongo que ayuda el hecho de que me pase de todo siempre 😅 Pues mañana ya publico la última parte!! Jajajajja. El fin de una noche memorable. Y durante la próxima semana voy a ir rescatando el relato de mi finde más surrealista, que fue el año pasado de vacas con las amigas en Francia. También es de tela marinera… Ya me dirás qué te parece todo 😉

          • Supongo que viajando y con amigas suceden todavía un sinfín de cosas!! Lo mejor es que encuentras la parte cómica de todo!! Yo en parte si me hubiera asustado un poquitín con el Suizo jeje

            • AGRO dijo:

              Jajajajaja, pues yo asustada con el suizo para nada. Era inofensivo: perro ladrador, poco mordedor 😉 jajajajaja No, pero ahora en serio, yo que adoro salir a bailar reggaeton, aquí en Madrid me han dicho cada cosa y me ha ocurrido cada situación… Que lo del suizo éste es totalmente inofensivo y hasta divertido. Mismamente lo que me ocurrió al dia siguiente aún en Suiza con un italiano, si que me agobió un poco más…Cuando venga de vacaciones (me voy mañana a Polonia), os lo cuento también 😉 Y algún día que me anime también os cuento las noches madrileñas para que alucinéis… jajjajaja. Una ya se acostumbra a todo… 🤦‍♀️ Pero te entiendo, porque yo vengo de Bilbao y alli todo el tema de ligar y tal es mucho más tranquilo y educado, por lo menos al principio… Pero una vez que empecé a salir de noche por el mundo y en Madrid (donde vivo ahora) vi como estaba el mundo de la noche y el ligoteo… Y está fatal!! Jajajajaj Pero todo hay que llevarlo con humor y al final, lo pasas pipa 😉

              • Eso ha de ser, estoy muy poco acostumbrada a salir de noche y si algún día me llegara a suceder eso si me asustaría!! Jaja en donde vivo ni antros hay, es una ciudad muy pequeña casi como un pueblo al norte de México, con costumbres muy tradicionalistas y cuando algo chusco llega a suceder se sabe en toda la ciudad, por ello la gente cuida mucho lo que dice y hace por el “que dirán” jajaja 🤷🏻‍♀️

                • AGRO dijo:

                  Te entiendo, yo soy de una ciudad casi como un pueblo del norte de España y es algo parecido… Por eso el cambio con la gran ciudad es importante. Pero bueno, eso viajando se quita todo. Yo ya he aprendido a pasar del “qué dirán”. Las grandes ciudades tienen sus cosas malas, pero si algo bueno tienen, es que a parte de ser super divertidas, en ellas te sientes mucho más libre. Espero que tengas la oportunidad de vivir eso también, aunque sea en viajes puntuales 😊 Y si algún chico te dice alguna burrada como la que cuento en el post, no te asustes y vacílale un poco para que así aprenda… 😜 Jajajajaja

  2. Al Fenici dijo:

    gracias por visitar Al Fenici, tengo algunas entradas sobre viajes, asi que tienes ganas de leer adelante, yo estoy haciendo lo mismo con el tuyo. pruebo de escribir maximo una pagina por post que si no se hace muuuuy pesado. y no lo digo por el tuyo. Un abrazo!

  3. johnpardolta dijo:

    Jajaja vaya panorama!!!

  4. Pues chicas, es que cuanto más al norte, más directos son los chicos. Y lo de “en tu hotel o en el mio” a mi me lo han dicho varias veces (años luz en el pasado) sin necesidad de bailar, solo con charlar un poco. Lo bueno es que si decías que no tampoco se enfadaban.

    • AGRO dijo:

      Mis experiencias en países diversos es que si les dices que no, se suelen poner super pesaditos. Por eso yo siempre opto por huir a la mínima…jajajajaj. Como tú dices, es bailar o intercambiar unas palabras y a veces sólo una mirada, y muchos ya te hacen proposiciones de todo tipo. Tengo historias de esas para aburrir…jajajjaja. Las graciosas como la del post os las contaré por aquí 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.